Guía definitiva para cuidar tu pelo y controlar la caída

De todas las cosas importantes que pasan por la mente de una mujer a cada segundo, el estado de su cabello es una de las principales.

En un estudio realizado por la Pantene Pro-V y su “movimiento pantene”, en donde se encuestaron unas 4,000 mujeres europeas de Reino Unido, España, Alemania, Portugal, Italia, Grecia, Francia y Bélgica; se llegó a la conclusión de que, para el 68% de las encuestadas, la situación de deterioro de su pelo es un elemento que les genera depresión y tristeza.

Según el mencionado estudio, tanto para mujeres como para hombres, es de gran importancia que el pelo femenino esté sano; alegándose que este influye en carácter y estado anímico e incluso en su éxito profesional y sentimental.

¿Pero qué es lo que más les preocupa a las mujeres de su pelo?

De una serie de mujeres encuestadas a la hora recopilar información cerca del 97% nombró la caída del cabello como una de sus tres preocupaciones principales (Otras preocupaciones comunes fueron las puntas abierta y los problemas de control de caspa).

Verás, hasta cierto punto, la caída del pelo no es algo anormal. De hecho, según la Academia Americana de Dermatología, la mujer promedio pierde entre 50 y 100 hebras de cabello al día. Cuando el pelo es lavado, ese número puede llegar hasta 250 hebras de cabello en un solo día.

La razón por la que no se te cae la melena por completo en pocos días es que, a pesar del rápido ritmo de caída del pelo; en cualquier momento dado, el 90% del pelo de la cabeza está en etapa de crecimiento o renovación. Sólo el 10% están en proceso de caída (A la mayoría de las mujeres occidentales, el cabello les crece unas 6 pulgadas al año).

¿Cómo saber si se te está cayendo demasiado pelo?

Vía belgraviacentre
Vía belgraviacentre

A pesar de que ya conoces la cantidad de pelo  que se puede perder por día, no pretendo que vayas a contar todos los días la cantidad que pierdes. En su lugar, hay otras formas de darse cuenta sin incurrir en gastos ni estudios costosos. Entre estas formas están:

  1. Revisar la almohada en las mañanas en busca de cantidades inusuales de cabello.
  2. Monitorear la cantidad de pelo que se queda en tu cepillo para pelo luego de usarlo.
  3. Revisar la cantidad de pelo que pierdes al momento de lavarte la cabeza.
  4. Surgimiento de espacios claros anómalos en tu cuero cabelludo.

Cualquier cantidad anormal de pelo que se te caiga del cuero cabelludo de manera consistente y prolongada, puede ser una señal de que se está manifestando en ti algún tipo de alopecia femenina (calvicie femenina).

La alopecia es un trastorno bastante complejo y que se manifiesta de diferentes maneras. Los tipos de alopecia más conocidos son:

Alopecias no cicatrizales: Es un tipo de alopecia muy común y que por lo general se debe a situaciones transitorias como estrés, uso de algún medicamento o tratamiento médico u otro similar. Muchas veces este tipo de alopecia desaparece sin la necesidad de tratamiento especial.

Algunas de las alopecias más comunes dentro de este grupo son:

  • La androgénica (también conocida como calvicie común): Dependiendo de su grado de avance, este tipo puede ser tratada; aunque en caso de alcanzar grados muy avanzados, se necesitaría intervención quirúrgica.
  • La traumática: Es la que tiene su origen en el uso abusivo de secadores de pelo, tenazas, u otros similares.
  • Por drogas o fármacos: Es la que se origina con el uso de medicamentos, vitamínicos, anticoagulantes y otros similares. Lo bueno de esta es que suele desaparecer cuando se descontinúa el uso del fármaco causal.

Alopecias cicatriciales: De las diferentes alopecias, las cicatriciales son las más fuertes, ya que suelen ser irreversibles. Esto porque suele haber un daño folicular que impide la regeneración del cabello.

En este grupo se encuentran las alopecias infecciosas, por agentes químicos, dermatosis, etc.

También se pueden presentar alopecias por situaciones como el estrés, embarazo, factores medioambientales, envejecimiento, malas prácticas de peinado, desequilibrio hormonal y deficiencias nutricionales.

Via svenson.com
Via svenson.com

¿Cómo está compuesto el nuestro cabello?

A menudo vemos comerciales de productos para el pelo que supuestamente fortalecen el folículo de no sé qué cosa y la glándula de Dios sabe qué.

La realidad es que tu cabello es más complejo de lo que parece, y para poder cuidarlo como se debe, primero tienes que conocer cuáles son sus partes.

En esencia, el esquema de composición del cabello luce de la siguiente manera:

cuidado del pelo

Fuente

Tallo: El tallo capilar o tallo es lo que conocemos como la parte muerta del cabello. Está compuesto por células endurecidas, conocidas como células queratinizadas.

Musculo erector: Es un pequeño músculo conectado al folículo que cuando se contrae tensa el pelo y lo pone de punta.

Glándula sebácea: Es una glándula se caracteriza por sintetizar el sebo, sustancia lipídica cuya función es la de “lubricar” y proteger la superficie de la piel.

Bulbo piloso: Abultamiento en que termina la raíz del pelo.

Papila dérmica: Pequeñas elevaciones de la capa más superficial de la dermis.

Folículo piloso: El folículo piloso es la parte de la piel que da crecimiento al cabello al concentrar células madre

Conocer estas partes es de vital importancia para poder escoger de entre los productos que se ofrecen en el mercado, aquellos que específicamente fortalezcan y/o mejoren zonas específicas del cabello.

Recomendaciones para tratar con la caída del pelo.

En esta sección trataremos las diferentes alternativas a las que podemos acceder para luchar contra la caída del pelo. Estas alternativas han sido divididas en dos grupos, prevención y tratamiento.

Prevención de la caída del pelo:

Vía i.ytimg.com
Vía i.ytimg.com

Como se menciona en la sección anterior, hay diferentes razones por las que se puede presentar la caída del pelo. Cada una de ellas tiene sus características particulares y con ello su método de tratamiento.

Es necesario aclarar que algunas de las alopecias son independientes del cuidado o tratamiento que se le dé al pelo.

A pesar de ello, y en sentido general, existen una serie de recomendaciones que pueden reducir de manera significativa el riesgo de sufrir de caída de pelo. Estas recomendaciones son:

  1. Consume alimentos y/o suplementos (los segundos previa consulta con un especialista) que contengan vitamina A, hierro, vitamina C y antioxidantes.
  2. Cuida tu alimentación: En muchos de los casos, la caída del pelo se debe a deficiencias nutricionales. Con una alimentación adecuada, te aseguras de proporcionarle a tu cuerpo los nutrientes que necesita para fortalecer tu pelo.

Procura incluir en tu dieta, huevo, carne, pescado, alimentos en granos, frutas y vegetales.

  1. Limita la exposición a polvo, contaminación y humedad.
  2. Reduce la frecuencia con que te haces procesos químicos y de alisamiento de pelo. Estos procesos tienden a debilitar mucho la hebra, provocando que esta se quiebre o se salga con facilidad con el peinado u otro tipo de tracción.
  3. Evita hacerte procedimientos que expongan tu pelo a altas temperaturas con demasiada frecuencia. Esto porque, al igual que el punto anterior, los excesos de temperaturas debilitan mucho el pelo.
  4. Hazte masajes. Ha sido comprobado que los masajes (tanto con la yema de los dedos como con el cepillado suave) aplicados en el cuero cabelludo, favorecen la circulación de sangre y estimulan el crecimiento del pelo.
  5. Practica la meditación. Meditar sirve para relajar el cerebro, aumentar la oxigenación, favorecer la circulación y evitar la caída del pelo por exceso de estrés.
  6. Lava tu cabello con frecuencia, sin llegar al exceso. La frecuencia dependerá mucho del tipo de pelo que tengas. Para pelo graso, lavar el pelo shampoo y acondicionador cada 3 a 4 días está bien.

Por el contrario, si tu pelo es seco, puedes hacerlo cada 5 a 6 días (dependiendo de las niveles de sudoración que tengas y la actividad física que realices).

  1. Usa peines con separaciones anchas. Los peines con separaciones anchas evitan que se te enrede el pelo y se formen manojos que ocasionan que el mismo se quiebre.
  2. No hales demasiado el pelo al peinarlo. Algunas mujeres tienen el extraño hábito de tirar con fuerza de su pelo al momento de peinarlo.

Esto es una mala práctica que ocasiona que se debilite la base de la hebra y se salga el pelo (sin mencionar el dolor incómodo en el cuero cabelludo).

  1. Bebe abundante agua. El consumo de agua es necesario porque favorece el sano funcionamiento de nuestro cuerpo. Como norma general, debes ingerir unos dos litros de agua por día.
  2. No fumes. El fumar causa debilidad en el folículo piloso (esa partecita que viste en la figura de más arriba), favoreciendo con ello la caída del pelo.

Tratamiento de la caída del pelo:

Si notas que la cantidad de pelo que se te sale está por encima de lo normal (hasta 100 hebras al día), el primer paso es visitar a tu dermatólogo/a y  para asegurarte de que esa caída del pelo no se debe a alguna condición de salud especial.

Nota: No necesitas contar cada hebra de pelo que se te sale. Pero este es un estimado. En sentido general, cualquier cantidad fuera de lo normal es motivo suficiente para visitar al especialista.

El proceso de tratamiento para la caída del pelo, dependerá directamente de las causas de su caída; pudiendo ir desde un simple shampoo especial, hasta procesos quirúrgicos.

Para los casos de alopecia menos complejos, hay dos formas (ambas con muchos pros y contras cada una) de tratamiento. Estas son: Con fármacos convencionales o con productos naturales.

Muchas mujeres se inclinan por la segunda opción; la de los productos naturales; sin embargo, la recomendación más sabia es combinar lo mejor de ambos mundos para así obtener los mejores resultados.

Tratamientos naturales para la caída del pelo:

Productos-naturales
Vía imujer.com

Masaje con aceite de esencias: Es bien sabido que los masajes favorecen la circulación, incrementan el flujo sanguíneo los folículos, estimulando así el crecimiento del cabello.

Algunos de los aceites que se pueden usar para estos fines son el aceite de oliva, aceite de almendras, el aceite de coco (que se puede mezclar con hojas trituradas de romero).

Enjuague de coco y zanahoria: La zanahoria es rica en antioxidantes y contiene vitamina B6 y B12 que son indispensables para mantener el cabello sano.

Por su lado, el coco es también antioxidante y es rico en fósforo, hierro y zinc.

La forma de preparar este en juague es la siguiente: solo tienes que extraer el jugo de zanahoria y mezclarlo con una porción igual de leche de coco.

Lo aplicas por unos 15 minutos en el pelo antes del lavado normal y listo. Trata de usarlo al menos cada dos lavadas de pelo.

Jugo de zanahoria y remolacha: En conjunto la zanahoria y la remolacha ayudan a enriquecer el organismo con vitaminas y hierro, ambos importantísimos para el sano crecimiento del pelo.

Es un jugo para tomar (no para ponerse en el pelo) y se recomienda que se incluya dentro de la dieta regular. Su efecto no es nada inmediato, pero sus propiedades benéficas han sido confirmadas científicamente.

Sábila (Aloe Vera): Por ser rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, el aloe vera es uno de los remedios naturales más populares para el cabello.

Su uso es el siguiente: Aplicar pulpa de aloe vera (Solo la pulpa) en el cuero cabelludo y dejarla secar. Luego se debe enjuagar con abundante agua.

Loción de ortiga: La Ortiga es una planta rica en Vitaminas A, del grupo B, C, E y minerales como el hierro, calcio, magnesio o zinc.

Uno de sus modos de uso es hirviendo una cantidad de hojas equivalentes a una taza en medio litro de agua por 10 minutos. Se deja reposar durante la noche y en la mañana se aplica en el cabello.

Aceite de hígado de pescado: El aceite de hígado de bacalao es la mayor fuente de vitamina D, después del sol.

Se debe frotar el cuero cabelludo con aceite de hígado de pescado una vez por semana preferiblemente de noche, para luego lavarse la cabeza en la mañana siguiente.

Otros tratamientos naturales que puedes utilizar (tanto solos como en combinación de los ya mencionados) son la ortiga, guayaba, alholva, berro, ajo, romero, vervena, cola de caballo, entre otros.

Tratamientos convencionales para la caída del pelo:

productos para el pelo

Los productos que se enlistan a continuación fueron escogidos atendiendo a los ingredientes que contienen, la confiabilidad del vendedor y en especial a los testimonios de usuarios anteriores.

La idea de estas recomendaciones es ofrecer un punto de partida en la búsqueda de productos para combatir la caída del pelo; por tal razón,  se recomienda probar y sacar sus propias conclusiones.

El orden de los artículos en la lista no tiene nada que ver con su calidad.

Empecemos:

  1. Shampoo y tratamiento con base de ajo y enriquecido con Vitamina A (Alter Ego): Especialmente adecuado para el cabello que ha sido coloreado químicamente, blanqueado o alisado. Su profunda acción hidratante y nutritiva restaura, refuerza  y tonifica el pelo. Ver en Amazón.
  1. Tratamiento a base de coco (Alter Ego): Este producto es una mascarilla acondicionadora, nutritiva e idratante. No contiene grasa y deja el pelo con un aspecto sedoso y suave. Ideal para el cabello seco y tratado. Ver en Amazón
  1. Cápsulas de aceite de pescado con Omega 3 (Nutrition Secrets): Pastillas de aceite de pescado ricas en Omega 3. No dejan mal olor ni mal sabor en la boca. (Ofrecen reembolso total si el cliente no está satisfecho… ¡Me gusta esa parte!) Ver en Amazón
  1. Tratamiento a base de aceite de argán (ArtNaturals): Tratamiento profundo con aceite de jojoba, aloe vera y queratina que repara el cabello maltratado o sometido a coloración. No contiene sulfatos. Ver en Amazón
  1. Línea control caída (Pantene Pro-V):  Línea de 4 pasos (Limpieza, hidratación, tratamiento y nutrición), diseñada por una de las marcas de más prestigio en el mercado.

Como es de esperarse, los resultados variarán dependiendo del tipo de cabello y la situación particular de quien lo use. A pesar de ello, esta es una opción que vale la pena probar. Ver en web del fabricante

  1. Cre-C max (Cre-c Max, co.): Shampoo mexicano a base de ginsen, aloe vera, ortiga, espinocilla y otras plantas más.

Este producto ofrece ayudar a detener la caída del pelo y favorecer el crecimiento. Cuenta con muy buenos reviews y en se ha posicionado muy bien en el mercado americano. Ver en Amazón

Conclusión:

El cuidado del cabello es un trabajo de tiempo completo para la mujer, a pesar de que cuando se trata del control de la caída del mismo, nada es 100% definitivo.

A pesar de ello, las recomendaciones que se han documentado en esta publicación suelen ser efectivas para la gran mayoría de los casos.

La velocidad con que los resultados comiencen a notarse dependerá de la consistencia en la aplicación de las recomendaciones y sobre todo de la situación particular de la persona misma.

Por lo general, si se es diligente, los resultados deben comenzar a notarse de entre 4 y 8 semanas después de haber comenzado a implementar los cambios.

Por último, quiero reforzar el hecho de que antes de tomar cualquier decisión respecto al tratamiento de un caso de alopecia, es recomendable visitar primero a su especialista de confianza.

Si te gustó el contenido, no olvides compartirlo con tus amigas en las redes sociales.

Para más consejos sobre el cuidado de tu pelo, no olvides suscribirte a nuestra lista de correos (solo de 1-2 emails a la semana con información interesante. Nada de spam).

Fuentes:

  • http://www.thehealthsite.com/beauty/10-tips-to-prevent-hair-loss/
  • http://timesofindia.indiatimes.com/life-style/beauty/5-Natural-tips-to-prevent-hair-loss/articleshow/10905427.cms
  • http://mejorconsalud.com/4-remedios-naturales-la-caida-del-cabello/
  • http://www.dominicanohoy.com/remedios-caseros-contra-la-caida-del-pelo/
  • http://mejorconsalud.com/beneficios-del-coco-que-no-sabias/
  • http://www.remediospopulares.com/caidadecabello.html

 

Autor: Cuidar Tu Pelo

Blog dedicado al mantenimiento y cuidado del cabello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *